Drenaje Linfático

El Drenaje Linfático Manual (DLM), es una técnica de masaje que activa la circulación de la linfa a través de los vasos linfáticos.

Nuestro cuerpo está dotado con dos tipos de sistemas circulatorios: el sanguíneo, por el que circula la sangre, y el sistema linfático, por el que circula la linfa. El sistema linfático es el encargado de recoger los productos de desecho que el sistema venoso no es capaz de eliminar.

El problema surge cuando el sistema linfático no puede eliminar correctamente estos productos, ya sea por causas internas (embarazo, extirpación ganglionar, etc.) o externas (mala alimentación, sedentarismo...). Un mal funcionamiento del sistema linfático produce edemas, retención de líquidos, piernas hinchadas y cansadas, y otros muchos síntomas.

El drenaje linfático estimula las redes de vasos linfáticos, realizando suaves empujes hasta el límite de elasticidad de la piel, mejorando así la retención de líquidos y disminuyendo la sensación de hinchazón y piernas cansadas.

El drenaje linfático no sólo es beneficioso en caso de varices, capilares, celulitis y otros problemas circulatorios; además alivia el estreñimiento, posee un efecto sedante y relajante que actúa contra el insomnio y mejora considerablemente los problemas de la piel como psoriasis, dermatitis atópicas o acné. Además, ayuda a evitar la congestión que puedan sufrir otros órganos corporales.

Volver a la Página Principal

Fisioterapia Integral

Todos los derechos reservados