Fisioterapia Infantil

     
Trata de detectar lo más precozmente posible las deformaciones, desviaciones, alteraciones y disfunciones del crecimiento a nivel óseo, muscular, visceral, craneal, etc.:

       Detección de problemas óseos y posturales como escoliosis y otras deformidades que se puedan dar en el raquis y extremidades.

       Ergonomía e higiene postural, enseñando al niño hábitos de vida saludables.

       Problemas desde el nacimiento del bebé: tortícolis congénita, malformaciones óseas, retraso senso-motor, problemas de oclusión dental, de visión, y de audición.

       Problemas digestivos.

Volver a la Página Principal

Fisioterapia Integral

Todos los derechos reservados